• Idealmente…

    la blogósfera está compuesta de entusiastas cibernautas o grupos de ellos esmerados en transmitir a los demás lo poco o mucho que saben sobre 'x' o 'y' tema. Nos unimos a la gran comunidad de bloggeros que día a día forman e informan de lo que sucede en el mundo, ¡enhorabuena!
  • Destacado:

    Los muchachos del GULITNL realizaron un Install-Fest este viernes 21, donde hicieron diversas instalaciones como Ubuntu, Debian y Fedora. ¡Felicidades por su iniciativa! :::::::: El equipo Cli-Tec lanza el 2o número de su revista electrónica FREE-TUX en formato pdf. Una felicitación a estos chavos por su constancia y espíritu emprendedor. Búscala en Ubuxteando al 100 %.

¿Bueno, bueno? Uno… Dos… Tres…

La frase suele terminar así: “Probando… probando…” y es precisamente de esta actividad de la que platico hoy en un contexto muy singular: La Prueba de Software.

Probar tiene 8 acepciones, según la odiada por muchos y amada por pocos R. A. E. entre otras: hacer experimento, intentar algo, hacer examen de las cualidades de algo… en fin, el término está trillado lo suficiente como para escudriñar aún más su significado.

Bien, pero, ¿Ésto qué tiene esto que ver con la Navidad? Pues déjame decirte que tiene que ver con cada uno de los cabalísticos siete términos en el encabezado de esta página, así que voy a dar un brinco término a término para ir conociendo el terreno desde arriba. ¡Disfruta la vista!

i. Actualidad. La prueba de software, como rama/especialización de la Ingeniería de Software ha ido tomando forma y fuerza recientemente, a pesar de que Myers (en The Art of Software Testing) sembró la semilla de esta disciplina desde finales de los 70’s. Actualmente es una actividad de muchísima importancia que poco a poco va ganando simpatizantes y beneficiados a la vez.

ii. Software. No necesito mucha explicación; Si bien hay ramas que se desprenden a pruebas de documentación, pruebas de firmware, etc. la rama más fuerte sigue siendo la que se enfoca hacia el software.

iii. Programación. Oh sí, el producto de nuestros más estrechos amigos y acérrimos enemigos al mismo tiempo: los programadores. Un “tester” debe saber y poder trabajar codo con codo con los desarrolladores. No es común recibir una cálida sonrisa de un developers cuando TU trabajo es buscarle defectos a SU trabajo, a su código, a sus componentes, a sus módulos.

iv. Linux. Divino Tormento. Si de Software hablamos un excelente botón de muestra es este pequeño y fabuloso pingüino que también, por supuesto, puede (y debe) ser probado.

v. Cultura. Como bien dijo Edgar en su post debutante, es ocioso tratar de definir y encasillar (¿domar?) el término cultura. De este lado, de la ingeniería de software, la cultura es importantísima: cultura de calidad, cultura de prevención, cultura de mejora, ¡Cultura de todo! La prueba de software, que por cierto, es sobrina de QA (Quality Assurance), abona precisamente en estos “modos” de cultura. Es a través del software testing que podemos tener información de qué tanta calidad (que es otro término muuy subjetivo) tienen nuestros productos de software, qué y cómo podemos mejorar para la próxima vez y qué podemos hacer para prevenir problemas.

vi. Web 2.0. Según el sapo es la pedrada. O menos coloquial: A donde fueres haz lo que vieres. La velocidad a la que estas nuevas tecnologías llenas de acrónimos y acrónimos de acrónimos (AJAX!) avanzan, representa un desafío para los que nos dedicamos a esto. A cada innovación, debe corresponder una forma de probar que eso funciona, que eso hace lo que tiene que hacer (y no hace lo que no tiene que hacer). Las aplicaciones para web, cada vez más comunes y a la vez poderosas requieren de más y mejores técnicas, estrategias y herramientas de prueba.

vii. Variedad. Camarón que se duerme se lo lleva la corriente. Ah, quedamos que formal: “Lo único constante es el cambio”. Variedad es antónimo de monotonía, de estabilidad. Lo peor que puede hacer uno con sus pruebas es dejarlas “dormir en sus laureles”. Kaner decía algo así como “si después de cierto tiempo de hacer pruebas, no encontraste ningún defecto, perdiste tu tiempo”. Es entonces muy importante renovar, revitalizar, actualizar constantemente las pruebas que se realizan para no estar perdiendo el tiempo con pruebas inútiles.

¿Qué tal? Si no les logré aclarar un poco sobre la disciplina de prueba de software, espero al menos haberlos confundido lo suficiente para que “googleen” el término y concluyan que “la confusión es muy clara”. Quizá en otra ocasión pueda platicar un poco más sobre este tema, o mejor platico sobre filosofía, o sobre la disyuntiva entre civilidad y vialidad ante el volante… Todo dependerá del respetable. Es decir de ti.😀

*********

Abraham Castillo actualmente trabaja para e-Quallity, empresa que provee servicios que permiten tanto a organismos desarrolladores de software como a consumidores, clientes de software, conocer mucho más a fondo la calidad de un producto en desarrollo, logrando con eso minimizar los riesgos de liberar productos inmaduros o con problemas significativos. Todo esto se realiza usando como herramienta principal: la prueba de software.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: